Lo Dejé

11 abril, 2006

Ahora que me acuerdo, lo dejé


Han pasado más de 7 meses que dejé de fumar.
Se supone que este blog debía funcionar como un desahogo. Iba a botar todas mis ganas de fumar aquí. Iba a escribir que estaba desesperada por fumar un cigarro, por una piteada, nada más. Pensé que iba a luchar con el autoengaño, "uno no más, si total, qué me va a hacer uno", "un poquito, si no pasa nada" y así, pensé que iba a perseguir los olores a cigarro, inhalar el humo en el aire.
Lo que realmente pasó es que en todo este tiempo soñé 2 veces que fumaba y las dos veces fumaba una parte del cigarro y no el cigarro completo. En dos oportunidades tuve ganas de fumar, así GANAS, me vi en una situación de riesgo y estuvo asociado a situaciones angustiosas. Mientras me estaba pasando me llamó mucho la atención lo que estaba sintiendo, fue muy desagradable. Pero no fumé, no iba a salir a comprar cigarros ni nada de eso, sólo tenía ganas. El resto del tiempo no he tenido ganas de fumar.
Me gusta pensar que finalmente en este espacio no necesité desahogar nada. Al poco tiempo de dejar de fumar subí de peso, una de las razones por las cuales no lo había dejado. Luego bajé, con muuucho esfuerzo y creo que me costó más la mantención del peso que privarme de fumar. Es un hecho la ansiedad relacionada a fumar y a comer, privarme de uno implica también privarme del otro. Hacía tanto tiempo que fumaba que realmente pensaba que estaba en mi naturaleza ser ansiosa. Con el tiempo he descubierto que no, realmente no tengo nada de ansiosa, de hecho soy muy tranquila y me gusta sentirme así. No necesito ni fumar ni comer ciertos alimentos (generalmente sustancias como glucosa o carbohidratos y las cosas grasas). He normalizado mi alimentación, no como nada en exceso y me mantengo bien. Nunca comí engullendo, sólo me pasaba picoteando lo que fuera, era un gesto ansioso y sin apetito. Me hace sentir muy satisfecha y orgullosa de mí haber superado esta etapa y mantener los logros.
No está totalmente ganado, creo que es un proceso que dura para siempre. No se trata de pesimismo sino de criterio de realidad, tengo una adicción y no puedo volver a ella porque me meto en el ciclo maldito de fumar/comer. Ahora me que da trabajar en la estabilización o mantención de largo plazo.

04 abril, 2006

Está caro Chile

Sin darnos cuenta la vida en Santiago y en Chile en general se va poniendo progresivamente más cara. Los servicios de necesidades básicas son caros para la mayoría de la población. Evidentemente siempre habrá articulos y servicios de lujo, así como gente que puede acceder a ellos. Pero el común de la gente tiene ingresos bajos o muy justos en relación al costo de la vida.
Para algunas personas ha subido el gasto de agua, tal vez relacionado con la sequía del momento hay mayor uso. Se anuncia que va a subir el costo de la energía eléctrica, que ya no es barata. El precio de la locomoción colectiva ha subido, sumado al alza de las bencinas y la incorporación de los tags en vías preexistentes a las conceciones. Las contribuciones también subieron y eso deja atrapados a muchos. El costo de la vida de la persona de clase media ha subido.

No podría comparar el nivel de vida nuestro con otros paises, pero tengo la impresión de estar en un país donde las cosas son caras en proporción a los ingresos de la gente, la clase media masiva. Pese al alza de los precios, los servicios se mantienen iguales, simplemente no mejoran. Es para tener lo mismo que hay que pagar más. Ahora están anunciando el alza de los valores de los planes de las isapres a partir del 1 de julio. Habrá por ello un mejor servicio?

Cada uno tendrá que ver cómo se las arregla para ir haciendo frente al alza del costo de vida en Santiago y en Chile.

30 marzo, 2006

Crisis


Había pasado mucho tiempo desde la última crisis, tanto es así que no recuerdo la última vez que el huachis se enojó conmigo. Suele ser en esa dirección, él se enoja conmigo. Debe ser que meto la pata, pero esta vez al menos creo que no hice nada inadecuado.
Aunque en este omento muy contenta no estouy, más bien estoy enojada, no voy a despedazar a mi huachis que en otras ocasiones quiero mucho.
Entonces parece que voy a pasearme más por el blog ya que huachis me tiene con la ley del hielo (o sea que no muestra señales de querer comunicarse conmigo).

Paciencia.


27 marzo, 2006

Solicitud: lluvia



La lluvia se olvidó de mi país, al menos de la zona central. No recuerdo la última vez que llovió y se nota en todas partes que hace falta. Está todo seco y tieso, las plantas empolvadas, los cerros amarillos y café. El horizonte es de polvo y se acabó la nitidez.

Tengo la nariz seca, no se puede respirar bien. Tengo la piel resistiendo a punta de cremas hidratantes. Ni hablar del pelo.


Solicitud
  • Se importa agua, nubes, chaparrones... lo que sea.
  • Si alguien tiene algún dato o receta por favor comparta. Se aceptan todo tipo de bailes, cantos, sahumerios, etc. Los métodos por goteo son ideales, porque si viene muy fuerte, medianamente fuerte o a penas suavecita, la lluvia puede anegarnos, no tenemos recursos para absorber el agua y Santiago se inunda. Juro que es cierto, llueve una vez y se inunda.

26 marzo, 2006

"Píldora del día después"


En marzo del año pasado se armó un tremendo lío con la liberación de la "píldora del día después" en los consultorios y finalmente el subsecretario de salud pierde el puesto. Abrió la boca antes de tiempo, sin permiso... no queda claro. Pero el debate no consiste en discutir quién dijo y quién no dijo, sino de la píldora misma.


Unos plantean que no es abortiva porque el efecto de la píldora es evitar la implantación o anidación del huevo fecundado en el útero. Se supone que se considera un ser vivo a partir del momento en que el huevo fecundado se anida y no antes. Para otros esto es definitivamente abortivo y alcaldes de ciertas comunas se niegan a repartirla aunque esté indicado por el Ministerio de Salud. Se supone que el uso estaría indicado exclusivamente en casos de violación.


Ahora, un año después, la pastilla se puede distribuir a discreción, no hace falta violación, no hace falta ser mayor de edad (o sea que padres de adolescentes pueden no saber). Esto es parte del plan de Michelle Bachelet. Parte de la base que : 1. existe el derecho de aurodeterminación que implica que cada mujer tiene derecho a decidir por su cuerpo. 2. Debe haber equidad en el acceso a los medicamentos y eso no ocurre hoy, niñas de barrio alto pueden comprarla en farmacia y usarla a discreción, en cambio niñas de barrios pobres necesitan ir al consultorio y sólo en casos extremos (violación), podrían acceder a la píldora.



Con esto definitivamente pierde conmigo. Junto con los derechos creo que existen las obligaciones y responsabilidades. Si uno hace un ser vivo, uno es responsable por ello, de lo contrario busca los medios para no hacerlo, medios hay de sobra. No queda claro ni en la jurisprudencia ni en la ciencia cuándo empieza la vida, eterna discusión ética, y por lo tanto opino desde mis propios principios. Si una es mujer, se debe hacer responsable y si se es hombre, también. Creo en los derechos de cada uno y creo también en las obligaciones, éstas no son externas a uno, uno mismo se pone en situación de elección y toma decisiones que llevan a acciones por las cuales tenemos que responder, eso vale para el sexo y vale para la procereación. Me parece que un huevo fecundado está vivo esté o no anidado.



Existen casos que salen de esta línea: las violaciones. Por ejemplo esa niña de 11 años, con retraso mental, abusada sistemáticamente por el padrastro, actualmente bajo el alero del Sename (servicio nacional del menor) habrá tenido derecho o no a elegir esa píldora... se presta para discusión. El caso de la niña salió hace poco en la TV.

24 marzo, 2006

Placer Culpable


Esto me resulta muy difícil. No me imaginé que fuera así, pero ya sea no tengo culpas o no tengo placeres (eso no puede ser!).... por lo que me conozco el asunto va más por el lado de la culpa que no tengo. También puede ser que sea tan escabroso mi sentido de culpa que ni sé que lo tengo.

Pero por ahí encontré la primera cosa que es un placer y definitavamente es vergonzoso, aunque realmente me genera poca culpa. Juego. A lo que sea, juego. Rayo todos los puzzles y sudokus. Durante el año pasado estuve con el cubo de rubik en la cartera. El juguete del momento son los Sims 2.
Me da mucha vergüenza. Me lo regalaron para la navidad pasada y hace un par de semana me decidí y lo instalé. Qué vergüenza. Es lo mismo que jugar a la casita de muñecas, como un Dios. Nunca Jugué con muñecas ni casitas, yo me subía a los árboles y andaba en Skate o patines con los codos, brazos y rodillas llenas de costras, con vestiditos con flores. Realmente me da mucha vergüenza.
Por otra parte, pasa a veces que no llegan pacientes y cuando avisan sé que dispongo de una hora (sin internet, no tengo ni pc para trabajar, no es una necesidad) entonces aviso a la secretaria que no me molesten y pongo la alarma del celular 10 antes de que se cumpla la hora y duermo. Ese sí que es placer.
Tengo una capacidad infinita para dormir, y especialmente en invierno. Pongo todas las silla en fila y ahí me quedo sin que nadie moleste. Si tuviera internet la cosa sería otra, está claro.
Un tercer tema es la comida. Hace bastante tiempo estoy en campaña de rehabilitación alimentaria (le puse ese nombre porque va más allá de las dietas) y me ha dado excelentes resultados. Sin embargo, el chocolate siempre me va a encantar, definitivamente para anoréxica no sirvo, es un placer demasiado importante como para renunciar totalmente, así es como le di un lugar en mi proceso de rehabilitación y me compro chocolate que no comparto con nadie y guardo en secreto (aunque ya con este post no es un secreto). No engullo chocolate ni nada de eso, pero de vez en cuando un cuadradito es divino, el último fue hace una semana y media, en estos momentos no tengo. Es un placer oral, sí lo es.
Finalmente, los hombres. Me gustan mucho y los hay muy lindos... se deleita la vista.

20 marzo, 2006

A la velocidad de la luz





No he posteado con la regularidad que lo hacía y me gustaría encontrar la tranquilidad que tenía para hacerlo pero, desde que volví de vacaciones, todo parece caer como por un tobogán. El tiempo, las cosas etc. todo va una velocidad vertiginosa. No me di cuenta cuando empezó marzo y ya estamos terminando el mes.
Si no me preocupo de organizar las cosas que quiero, zaz! ya no alcancé a hacerlas. Ya pasó una semana y no llamé a x gente y no hice X trámite y así se va la semana.
En especial hoy siento la rapidez de los eventos, sin darme cuenta llegó el lunes, pero .... espérate un poquito, y en qué minuto pasó el viernes, el sábado el domingo??? no paré de moverme y desde la mañana hasta la noche estuvimos haciendo toda clase de cosas (ir a comprar el repuesto X, aprovechar de ver si hay tal otra cosa y comprar en el otro lado de la ciudad la falda de colegio de la niña, y pasar a saludar a los no se cuanto y así)
Tampoco me voy a encerrar el fin de semana y no ver a nadie sólo para descansar, hacer otras cosas me descansa, pero el paso del tiempo es lo que me impresiona y, por ahí, no me gusta mucho. Echo de menos esos momentos en que despertaba más o menos temprano, me servía desayuno en bandeja y lo tomaba con la tv prendida, como un ruido de fondo, dejar la bandeja en el suelo y dormirtar hasta las 11 o 12 y ahí prender PC y ver qué hay, luego levantarme con toooda calma y decidir el almuerzo y si hace mucho calor un sietita (corta...por supuesto) para después salir a ver a alguien agradable de visitar. Desde ahí salir caminando hasta la panadería para comprar el pan de la once y acompañar hasta el anochecer, cambiar el rumbo y partir al cine, o a ver a otras personas más. Eteeeeeerno el día. Bueno, simplemente los echo de menos, este fin de semana a penas si me saqué el auto de encima.
Y ahí quedaron los libros prestados, que tengo que devolver pronto.
Y eso que no tengo hijos...
la foto: viene de